La Psicología de la Filantropía: Un cambio verdadero de enfoque de cómo solemos hacer las cosas en el fundraising

 

Los fundraisers hemos perfeccionado nuestras habilidades para identificar los motivos por que una persona aporta a nuestra organización y reflejamos estos motivos en nuestra comunicación. Pero existe una enorme diferencia entre por qué las personas donan y lo que las personas dicen sobre sí mismas cuando donan. Esto último es mucho más poderoso, porque se basa en la identidad del donante. Las personas pueden dar porque se ven a sí mismas como personas morales, liberales, conservadoras, afectados, padres o personas apasionados por el medio ambiente. Aprender más sobre quiénes son nuestros donantes y sus identidades puede aumentar en gran medida la efectividad de nuestra comunicación y así recaudar más fondos, y como consecuencia hacer sentir mejor a nuestros donantes cuando donan.

 

 

Jen_Shang

“Hay una pequeña diferencia: ¿Dónde están tus ojos? ¿Estás mirando el dinero? ¿O estás mirando a la persona?

Dra. Jen Shang

 

Muy a menudo, un donante recibe una carta de agradecimiento de una oranización benéfica  y la primera frase que lee de dicha carta de agradecimiento es, “Gracias por tu donación de x euros”. En lugar de decir “Gracias por tu generosidad” , o “Gracias por ser una persona tan generosa”. Porque hay una diferencia muy grande en dónde ponemos nuestro foco de atención como fundraisers: ¿En el dinero o en las personas?

 

El nuevo cambio de paradigma entonces estriba en no solamente observar y tomar nuestras medidas basadas en el comportamiento transaccional de nuestros (posibles) donantes, sino en entender y analizar por primera vez el verdadero núcleo de nuestros donantes. ¿Quiénes son esas personas? ¿Qué identidades tienen? ¿Y qué tipo de amor quieren expresar por sí mismas y por otras personas a través de su donación a nuestra organización? ¿Por qué son clave todas estás preguntas? Porque solo si entendemos a nuestros (posibles) donantes en términos de quiénes son y cómo son como personas, podemos comunicarnos con ellos de una forma que nutre lo mejor de nuestros (posibles) donantes como personas, y por lo tanto aumenta su bienestar.


De este modo nuestras relaciones  con nuestros donantes y socios puede transformarse, de una relación puramente de intercambio en el que el donante recibe su certificado de donación, su newsletter, su informe anual (a cambio de su donación), en una relación comunitaria, donde la ENL y el donante/ socio se preocupan genuinamente el uno por el otro. Una relación que se basa en el dar y recibir mutuo.

 

¿Sabes cual es la diferencia más clave entre la economía del comportamiento y la Psicología de la Filantropía en el fundraising?

La economía del comportamiento está actualmente muy de moda, también en el fundraising. Pero hay una diferencia radical con lo que la Psicología de la Filantropía nos enseña. Porque la enconomía del comportamiento se centra únicamente en conseguir que nuestros donantes/ socios actúen de cierto modo y a una dirección concreta. Esto a veces hasta crea discusiones sobre los límites éticos de posibles manipulaciones (nudging). Por el contrario, la Psicología de la Filantropía se enfoca en cómo las personas se sienten al actuar. Porque las últimas investigaciones del prestigioso Institute for Sustainable Philanthropy han demostrado que cuando las personas sienten que sus donativos tienen un efecto positivo y transforman su percepción de quiénes son, dan más y durante más tiempo.

 

Obtén el Certificado académico en Psicología de la Filantropía

Ahora, por primera vez en España es posibile adquirir este nuevo conocimiento a través del Certificado en la Psicología de la Filantropía  que ofrece  el Institute for Sustainable Philanthropy en colaboración con Prosocial Agencia de Fundraising.

Entra aquí para saber más sobre cómo inscribirte y realizar este curso online para obtener el certificado